13/11/09

chiste e hoy

Llega un paisano al bar del pueblo y deja atada a un árbol a la perra que traía con él. Al instante una jauría de perros armó un despelote de novela tratando de conquistar a la perra; al ver lo que sucedía, un policía entra al bar y pregunta de quién es la perra, a lo que el paisano,que se estaba agarrando una curda de aquellas, responde que es de él.




El policía le explica que la perra está alzada a lo que el paisano responde que no puede ser porque él la dejó en el suelo.



Tratando de ser más claro, el cana le dice que la perra está en celo y el curda le contesta que no es así porque el nunca le dio motivo para que esté celosa.



Armándose de paciencia el policía le dice que la perra está caliente pero el paisano dice que no porque él la dejó en la sombra.



Finalmente cansado de tratar de hacerle entender la situación, el cana le dice: oiga, su perra quiere tener relaciones sexuales, a lo que el paisano responde: déle agente déle nomás, en casa siempre quisimos tener un perro policía.