1/5/10

chiste (pepito)

Pepito iba por la calle arrastrando con una cuerda a una rana aplastada. Llegó hasta uno de esos locales de mala reputación que tienen una luz roja en la entrada y llamó a la puerta. La Madame abrió la puerta y al ver al pequeño le preguntó que quería. Pepito respondió que quería hacerlo con una de las chicas del local y que tenía suficiente dinero para pagar y que no se iba a ir hasta conseguirlo. La Madame se lo pensó y decidió que ¿por qué no? y le dijo que pasase. Una vez dentro le invitó a elegir entre las chicas la que más le gustase. Él preguntó si alguna de las chicas tenía alguna enfermedad y, por supuesto, la Madame respondió que no. Pero Pepito había oído a los hombres del pueblo decir que habían tenido que ir al hospital a recibir tratamiento después de haberlo hecho con Marlene y ESA era la chica que quería. Como el niño estaba tan empeñado y tenía dinero, la mujer le dijo que Marlene estaba subiendo la escalera en la primera habitación a la derecha. Siguiendo las instrucciones, Pepito subió por las escaleras arrastrando la rana aplastada. A los diez minutos baja por las escaleras, sigue arrastrando la rana, paga a la dueña del burdel y se dirige hacia la salida. Intrigada, la dueña le pregunta: "¿Por qué has elegido a la única chica que tenía en el local con una enfermedad, en vez de cualquiera de las otras?" "Bueno, esta noche cuando llegue a casa, mis padres van a salir a cenar y me van a dejar con la niñera. Cuando se hayan ido lo voy a hacer con la niñera, a la que le gustan mucho los jovencitos; ella se contagiará con la enfermedad que yo acabo de agarrar. Cuando vuelvan mis padres, papá llevará a la niñera a su casa y en el camino se la cepillará y pillará la enfermedad. Cuando papá vuelva de llevar a la niñera, él y mamá se acostarán; lo harán y ella se contagiará. Por la mañana, cuando papá se vaya al trabajo, el cartero traerá el correo y se echará un rapidín con mamá y también lo contagiará... ¡Y ESE es el HIJO DE PUTA que atropelló a mi RANA"