3/2/09

Humor

En la sala de espera de la maternidad, un jóven recibe la noticia de que acaba de ser padre y cae al suelo redondo.

Mientras la enfermera que le ha informado le atiende, sale el doctor con el recién nacido en brazos y, sorprendido al ver al joven desmayado le pregunta a la enfermera:

"¿Qué ha sucedido?"

"¡Creí que me preguntaba la hora y le dije SEIS!"

Va un hombre al médico, y éste le dice:

"Oiga, que me duelen los cojones."

Y el médico, tan asustado, dice:

"Un poco de respeto, mejor diga que le duelen los concejales. Pero bueno, yo le recetaré una medicina para el dolor."

A los dos días vuelve al médico y le dice:

"Oiga, ¿cómo van los concejales?"

Y con un suspiro de resignación dice el tío:

"Los concejales van bien, pero el alcalde no levanta cabeza."